Televisión con subtítulos

Para muchas personas, los subtítulos en televisión no son sólo una buena opción, sino una necesidad absoluta. Para las personas sordas o con problemas de audición, ver la televisión sin subtítulos es como intentar leer un libro sin letras ni imágenes: simplemente imposible.

Accesibilidad:

Los subtítulos convierten la televisión en un medio inclusivo. Las personas que de otro modo tendrían dificultades para seguir el contenido ahora pueden participar sin problemas. La accesibilidad de los medios es una cuestión importante porque garantiza que todas las personas, independientemente de sus capacidades, tengan acceso a la misma información y entretenimiento.

Comprensibilidad:

Además de las ventajas obvias para las personas sordas o con problemas de audición, los subtítulos también ofrecen a los espectadores con una lengua materna diferente la oportunidad de entender mejor los programas. Imagínese un debate complejo o una película con un fuerte dialecto: los subtítulos pueden garantizar que no se pierda ningún diálogo importante.
Pero no se trata sólo de entender lo que se dice. Los subtítulos pueden transmitir emociones, acentos y matices que, de otro modo, se le habrían pasado por alto. También pueden ser útiles si el sonido de una escena es especialmente bajo o queda ahogado por el ruido de fondo. La importancia de los subtítulos va más allá de "ver y oír". Se trata de garantizar que la televisión -una de las formas de entretenimiento e información más extendidas del mundo- sea accesible para todos.
Imagen

¿Cómo funcionan los subtítulos?

Al ver un programa de televisión con subtítulos, seguro que alguna vez se ha preguntado: "¿Cómo aparecen estas líneas en la parte inferior de la pantalla, sincronizadas con la palabra hablada?". El sistema que hay detrás de los subtítulos es una combinación de tecnología y trabajo humano.

Trabajo editorial:

Los editores y "subtituladores" profesionales escuchan el audio de un programa y lo traducen a forma escrita. No sólo tienen que asegurarse de que reproducen correctamente el contenido, sino también de que la longitud del texto y el ritmo coinciden con la palabra hablada.

Software de reconocimiento de voz:

Más recientemente, también se suele utilizar software especializado que reconoce el habla en tiempo real y la convierte en texto. Este tipo de software puede acelerar el proceso, pero en la mayoría de los casos sigue siendo necesaria la revisión humana para garantizar que los subtítulos son correctos y tienen sentido.

Transferencia de subtítulos

Una vez creados los subtítulos, hay que transmitirlos a los espectadores. Aquí es donde entran en juego diversas tecnologías:

DVB (Digital Video Broadcasting) y HbbTV (Hybrid Broadcast Broadband TV):

Estas normas digitales son revolucionarias para la transmisión moderna de televisión. Si recibe su programación por satélite, cable o HD, probablemente utilice DVB. HbbTV es una tecnología más reciente que combina la televisión tradicional con Internet de banda ancha, permitiendo servicios interactivos. Ambos estándares admiten la transmisión de subtítulos, por lo que puede activarlos fácilmente a través de los ajustes de su televisor o receptor.

Teletexto/teletexto:

Esta tecnología puede parecer anticuada para algunos, pero ha demostrado su valor a lo largo de los años. Algunas cadenas siguen ofreciendo subtítulos a través del teletexto. En la mayoría de los casos, se reserva una página específica (por ejemplo, la página 150) para los subtítulos.
Lo fascinante de los subtítulos es que están en constante evolución. Con las nuevas tecnologías y la creciente conciencia de la importancia de la inclusión y la accesibilidad, seguro que en el futuro habrá muchas más innovaciones en este campo.

Activar los subtítulos en el televisor

Si está viendo un programa en otro idioma, quiere bajar el sonido o sufre dificultades auditivas, hipoacusia o sordera, la posibilidad de activar los subtítulos en su televisor puede marcar la diferencia. Afortunadamente, los televisores y receptores actuales suelen disponer de métodos sencillos e intuitivos para hacerlo posible. A continuación te explicamos cómo activar los subtítulos en el televisor.

Activar los subtítulos con el mando a distancia

La principal herramienta para activar los subtítulos en el televisor suele ser el mando a distancia. Muchos mandos a distancia modernos tienen un botón especial "Subtítulos" o "Subtitulado". Una simple pulsación de este botón puede activar o desactivar los subtítulos inmediatamente. Si tu mando a distancia no tiene este botón, no desesperes. Hay otras formas.

Activar los subtítulos en el menú TV

La mayoría de los televisores modernos tienen un área para ajustes u opciones. Aquí puedes abrir el menú de tu televisor, a menudo mediante un botón llamado "Menú", "Ajustes" o un símbolo de rueda dentada en el mando a distancia. Navegue hasta la sección "Idioma y audio" o "Imagen y sonido". Busque aquí la opción "Subtítulos" o "Subtitle". Cuando la encuentres, podrás activar los subtítulos en el televisor.

Teletexto: un método tradicional

Algunas cadenas siguen ofreciendo subtítulos a través del teletexto. Para ello, hay que abrir el teletexto en el televisor, a menudo mediante un botón "TT" o "TEXT" del mando a distancia. Navegue hasta la página en la que se ofrecen los subtítulos, a menudo la página 150 o similar.

¿Todos los canales tienen subtítulos?

En el panorama mediático actual, en el que la inclusión y la accesibilidad cobran cada vez más protagonismo, sería deseable que todas las cadenas de televisión ofrecieran subtítulos en sus programas. Pero, ¿es realmente así? La respuesta es un poco más compleja.

Grandes transmisores y accesibilidad

La mayoría de las grandes cadenas de televisión nacionales e internacionales han reconocido la importancia de la accesibilidad y ofrecen subtítulos en la mayoría de sus programas. No sólo por responsabilidad ante los telespectadores, sino también para llegar a un público más amplio. Las personas con dificultades auditivas o las que ven un programa en un idioma con el que no están familiarizadas se benefician enormemente de los subtítulos.

Estaciones regionales y más pequeñas

Sin embargo, cuando nos fijamos en las emisoras regionales o más pequeñas, el panorama es menos coherente. Es posible que algunas de estas emisoras no dispongan de los recursos o la tecnología necesarios para subtitular todos sus programas. En algunos casos, también puede ser una cuestión de presupuesto, especialmente si la emisora se dirige a un público más especializado.

Servicios de streaming y plataformas digitales

Además de los canales de televisión tradicionales, los servicios de streaming y las plataformas digitales se han hecho cada vez más populares en los últimos años. Muchos de estos servicios, como Netflix o Amazon Prime, ofrecen subtítulos para casi todos sus contenidos. Esto es especialmente útil para las personas que quieren ver programas en diferentes idiomas.

Alternativas a los subtítulos: Algo más que palabras en la pantalla

La televisión es una de las actividades de ocio más populares del mundo. Sin embargo, no todo el mundo puede disfrutar de los programas de televisión convencionales sin ayudas adicionales. Aunque los subtítulos son una forma excelente de hacer accesibles los programas a las personas con discapacidad auditiva o a las que están aprendiendo un idioma extranjero, hay muchas a las que los subtítulos les distraen o molestan. Afortunadamente, existen alternativas que pueden mejorar la experiencia de visionado para todos.

Descripción de audio

Imagine que no sólo puede oír una película, sino también "verla" a través de las palabras. La audiodescripción lo hace posible. Un narrador profesional describe los elementos visuales del programa en las pausas entre diálogos y efectos de sonido importantes. Puede abarcar desde las acciones y expresiones faciales de los personajes hasta los cambios de escena importantes o incluso los colores y estados de ánimo. Para los espectadores ciegos o con deficiencias visuales, en particular, la audiodescripción ofrece la oportunidad de experimentar el programa en toda su profundidad.

Audífonos para TV

Pero, ¿y si el problema no es la vista, sino el oído? Sobre todo en los hogares en los que ven la tele varias personas a la vez, puede resultar difícil ajustar el sonido del televisor para que sea agradable para todos. Y no todos quieren leer los subtítulos cuando ven la tele juntos. Aquí es donde entran en juego los audífonos.
El OSKAR de faller audio, por ejemplo, es un altavoz de TV portátil que lleva el sonido del televisor directamente a la posición de escucha. Gracias a una optimización especial de la voz, los diálogos y las contribuciones vocales se amplifican y se filtran los ruidos de fondo. Puede ajustar el volumen según sus preferencias. Piense en ello como un canal personalizado desarrollado especialmente para sus oídos. Para las personas con problemas de audición, esto puede marcar la diferencia entre una experiencia visual frustrante y otra cautivadora.